miércoles, 2 de diciembre de 2009

Nadar a braza o a mariposa

Hoy me he dado cuenta que mi maldito lumbago ha coincidido con que las dos últimas semanas no he ido a nadar. Hace un año, más o menos, me propuse ir a nadar dos días a la semana porque tengo entendido que es muy bueno para la espalda (uno de mis puntos débiles).

Lo hago más como una obligación que como un hobby porque odio el ritual de preparame la mochila el día anterior con las chanclas, la toalla, los tapones para los oídos, el bañador, el gorro y las gafas. Si se me olvidara alguno de estos objetos, el desastre sería total, una vez en los vestuarios. No sería la primera vez que, desnudo en el vestuario, me doy cuenta que se me ha olvidado el bañador...

Tras salir del vestuario, toca otro momento desagradable: pasar por debajo de la ducha fría previa a la piscina. Odio ese momento aunque ya me voy acostumbrando, y además luego la piscina parece que está, no calentita, pero sí templada. Menos mal que lo de compartir calle no es problema para mí, porque a la hora que voy yo, apenas hay gente.

Una vez en la piscina, empieza la rutina, siempre lo mismo: 30 largos en 5 sesiones de 6 (dos a croll, dos a espalda y dos a mariposa, perdón, a braza). Aquí quería llegar: ¿por qué confundo siempre mariposa con braza? Es algo personal, quizás disléxico, pero siempre me pasa.

Este lunes, si me recupero de la espalda, he quedado con un amigo para ir nadar y me ha vuelto a pasar. Él me dice que como mucho hace 25 largos, y yo le contestó que hago 5 series de 6 largos (dos de croll, dos de espalda y dos de... mierda, me ha vuelto a pasar). Ojalá pudiera hacer un sólo largo a braza... digo, a mariposa.

Espero no acabar como Miki Nadal en este vídeo:



Por cierto, el hermano del amigo con el que voy a ir a nadar el lunes, tiene un blog cojonudo (os recomiendo encarecidamente el post del día 16-11-09 que lleva por título "Bx"):

http://www.elnaugrafodigital.com/

2 comentarios:

  1. Gracias, Fernando, por la publicidad gratuita. Qué lujo!! Me pasaré por aquí, faltaría más. Creo que es el título de blog más inquietante que he visto nunca. Has inventado un género, el nadalismo, primo hermano del dadaísmo. Bon nadal, te digo, así de pronto.
    abrazos y larga vida bloguera!

    ResponderEliminar
  2. Hola

    Te invito a que añadas tu sitio a un directorio de enlaces, te esperamos en www.dondirectorio.com.
    Saludos

    ResponderEliminar