martes, 14 de septiembre de 2010

Mitos y retos

Ayer vi un documental sobre la carrera deportiva de Michael Jordan en el que sus espectaculares jugadas no fueron lo que más llamaron mi atención. En esta ocasión me fascinó el dilema que se le planteó al bueno de Michael cuando se encontraba en la cima de su carrera; acababa de ganar su tercer anillo como campeón de la NBA y representaba al mayor icono de la historia del deporte mundial. Pero precisamente era eso lo que le atormentaba; ¿qué retos le quedaban?

Al acabar la temporada en 1993, tuvo una conversación con su padre y le contó que se estaba planteando retirarse del baloncesto porque sentía que ya no tenía retos que afrontar. Su padre en todo momento le apoyó y no quiso convencerle de lo contrario; un mes más tarde, el asesinato de su padre terminó por acelerar los acontecimientos y el 6 de octubre de 1993 anunció su retirada. Su próximo reto sería jugar como profesional en un equipo de béisbol; en cierto modo quería reencontrarse con su padre, ya que de crío siempre practicaba este deporte con él.

Antes de retirarse, también charló con su entrenador, Phil Jackson, y le contó que ya no se divertía jugando a baloncesto porque ya no le quedaban desafíos; incluso le aseguró que si él era capaz de plantearle un nuevo reto, seguiría jugando. Ambos se dieron cuenta entre lágrimas que ya no quedaban retos para el mejor deportista de todos los tiempos. Michael era consciente de que necesitaba ese aliciente para seguir al máximo, y si sentía que le faltaba ese "hambre por ganar" no tenía sentido continuar.

Tras su discreto paso por el béisbol, anunció que volvía al baloncesto en marzo de 1995. Llegó con la temporada ya en curso y en esta ocasión no pudo ganar el anillo de campeón; ya tenía su reto, como así se lo hizo saber Phil Jackson. Ese verano trabajó como nunca y en la temporada siguiente arrasó, llegando a un nivel aún más alto que el demostrado antes de su retirada. El resto ya es historia: 3 anillos más y la confirmación de que Michael Jordan es el mayor mito deportivo de la historia.

Ayer un manacorí de 24 años consiguió entrar en el mundo de los mitos deportivos al convertirse en el tenista más joven en conseguir ganar los 4 grandes (Grand Slam), algo que, como él ha manifestado, no se lo imaginaba ni en sus mejores sueños. Estamos sin ninguna duda ante un deportista excepcional en el que, además de sus evidentes cualidades deportivas, caben destacar otras virtudes como su humildad y capacidad de sacrificio y superación. Precisamente, es esto último lo que diferencia a los grandes deportistas de los mitos.

Al igual que Michael Jordan, Rafa Nadal afronta como pocos los retos que se le plantean y este año lo ha demostrado con creces. El año 2009 fue duro para Rafa debido a sus continuas lesiones y a algún problema familiar; todo ello le hizo dudar de su capacidad y más de uno llegó a pensar que ya no sería el mismo. Es entonces cuando aparece la grandeza de un mito y, al igual que Jordan, regresa a un nivel aún más alto que el de sus mejores tiempos. Y es que, no nos olvidemos, este año Nadal ha ganado Roland Garros, Wimbledon y Open USA. Michael Jordan regresó batiendo el record de victorias en temporada regular (72 victorias)... no sé, algo me da que este tipo de bestias deportivas se alimentan de desafíos y retos para continuar con su aplastante hegemonía.

Una vez leí que Jordan en los partidos se imaginaba que su rival le insultaba para motivarse y poder "picarse" con él, en el sentido deportivo de la palabra, y así meterle canasta tras canasta... si no, había muchos partidos en los que su superioridad le aburría. No creo que Nadal se aburra cuando tiene que ganar a Federer o Djokovic, más bien todo lo contrario, pero sí que me imagino que a partir de ahora tendrá que cuidar mucho su ya mítica fuerza mental, porque tener 24 años y haberlo ganado todo puede ser un arma de doble filo.

Espero que Rafa continúe encontrando sus propios retos y desafíos para que nos siga dando tantas alegrías. De todos modos estoy tranquilo, ya que estoy seguro que gracias a su entorno familiar e inteligencia lo conseguirá sin problemas.

10 comentarios:

  1. La primera vez que vi a Nadal en calidad de deportista profesional, hecho un crío, recuerdo que pensé que era una máquina perfecta porque su cabeza controlaba su anatomía. Aquellos tremendos saltos con los que festejaba era la válvula de escape de ese control mental.
    El año 2009 fue descorazonador!!!
    Pero qué grande Rafa, qué grande. Es un luchador nato, pero de verdad que yo admiro de manera especial esa cabeza: el control espacial, del rival, del público, de sí mismo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. enhorabuena, nadalista. Hoy más que nunca.

    ResponderEliminar
  3. Genial Fer, Genial!!! Además aprendo cosicas de baloncesto jeje

    Echo de menos a Indurain...


    Saludics majo!!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Enhorabuena a Rafa y a todos los nadalistas! Al final, todo trabajo bien hecho, tiene su recompensa, a pesar de los baches del camino.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena a todos los Nadalistas. El año 2010 deportivo pertenece a España. Menos mal que españoles no juegan en fútbol americano o tambien quitaran a Super Bowl a nosotros :).
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. redactora de impulsacan15 de septiembre de 2010, 22:36

    jo fernando que bien escribes me has dejado asombrada,voya tener que escribir un blog para mejorar mi estilo

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que valoro aún más a los grandes deportistas en sus momentos bajos, de hecho, comencé este blog en 2009, año horribilis para Nadal. Pero para mí, ahí está la grandeza de estas personas, en su capacidad para superar sus baches, por muy profundos que sean.

    Quizás ahora me haga fan de Ricky Rubio...

    ResponderEliminar
  8. Redactora de impulsacan,

    Cuando te animes a escribir un blog, espero que me lo hagas saber; aquí tendrás a un lector.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. lo de "mejor deportista de todos los tiempos" (por Michael Jordan) lo dijo el documental o lo dices tu?

    si lo dices tú, mañana tendremos unas palabritas... no quiero abrir aqui el debate.

    Por lo demás estoy completamente de acuerdo en cuanto a la motivación. Sobre el papel siempre se pueden encontrar: ganar mas anillos que fulano, mas grand eslam que Federer, el record de partidos ganados seguidos en hierba o cosas así. Puedes perderla cuando ya estas saciado o no te comparas tanto con otros, como le pudo pasar a Jordna, supongo que habría más jugadores con 3 anillos o más, no?

    y hay otros que siempre, siempre, siempre quieren ganar y no necesitan más motivacion.

    A ver que pasa con Rafa

    ResponderEliminar
  10. Sí, lo digo yo (y mucha más gente), para mi Michael Jordan es el mejor deportista de todos los tiempos por muchos motivos: el impacto que tuvo en su deporte (el baloncesto), la revolución que supuso en el mundo del marketing y la publicidad (nike), lo determninante que llegó a ser en un deporte de equipo (jamás he visto a nadie ser tan influyente en la trayectoria de un equipo), era el mejor en su deporte y encima lo hacía bonito (la elegancia), la repercusión social que tuvo a nivel mundial (en su época yo creo que era más conocido que el Papa)... sí, tienes razón, mejor dejarlo para un debate con gin-tonic.

    ResponderEliminar