lunes, 5 de abril de 2010

Licenciatura

No para de llover y el parking del polideportivo está repleto de coches. Tras dar muchas vueltas, por fin conseguimos aparcar y nos dirigimos al acto en el que se celebra la licenciatura de mi hermano y todos sus compañeros. Las gradas del polideportivo están prácticamente llenas, pero hemos conseguido llegar a tiempo.

El acto en sí, no tiene nada de especial, la típica licenciatura pseudo-americana que se viene celebrando en nuestras ciudades en estos últimos tiempos. Ellos bien trajeados salvo alguna excepción y ellas más de lo mismo, versión femenina. A continuación trataré de explicar qué es lo que más me llamó la atención, aparte de darme cuenta que soy un poco más viejo de lo que pensaba.

Empieza el acto, y la primera en hablar es una alumna... según me dijo mi hermano, fue la única voluntaria para leer la introducción del acto... estoy seguro de que llegará lejos. Lo que nos cuenta, nada nuevo, el típico discurso con chistecillos que sólo hacen gacia a sus compañeros y poco más, pero, olé sus cojones, que fue la única que se atrevió a hablar en público, así que le doy un 10.

Tras ella, un profesor elegido por los alumnos. Su discurso es bueno, tanto que llama mi atención porque lo enfoca desde un punto de vista bastante humano, además de didáctico. Pero lo que me sorprende es que los alumnos pasan olímpicamente del pobre profesor y, peor aún, no disimulan... coño! que lo han elegido ellos. El panorama en las gradas no mejora el espectáculo ya que los familiares y amigos no dan ejemplo y no paran de hablar entre ellos, salvo honrosas excepciones. Los alumnos se encuentran sentados en sillas individuales en el parquet del pabellón, correctamente alineados.

Le llega el turno al tercer ponente, creo recordar que el decano. En este caso admito que el speech es un poco más aburrido; aún así, opino que la educación debe sobreponerse al tedio. Pues bien, una alumna con una falda en forma de acordeón se levanta acompañada de otro alumno y se van... ¿al baño? Poco importa... otras dos no paran de hacerse fotos entre ellas, posando con sus mejores sonrisas, mientras el de al lado escribe un sms y los dos de tres filas más adelante no paran de descojonarse (vete a saber tú de qué...). Regresa la chica acordeón acompañada del que se la intentará ligar esa misma noche en la discoteca... aunque yo apostaría más por el que escribe el sms; parece más espabilado.

Llega el momento de la entrega de los diplomas y dos alumnos son los encargados de ir "cantando" los nombres. Aquí llega el momento más americano, porque parece un concurso para ver quién consigue que le griten más desde las gradas cuando le llega su turno. Las chicas van con vestidos espectaculares y muchas de ellas no pueden disimular que lo de "los tacones" no van con ellas. Le toca el turno a una chica de Europa del Este y la pobre tiene que aguantar cómo la que lee su nombre es incapaz de decir correctamente su nombre, y no sólo eso, empieza a descojonarse y al final me quedo sin conocer su nombre... lo único que se entendió, me hizo deducir que era de Rusia o algún otro país vecino. La que se descojonó, ¿adivina quien fue? La chica acordeón (a saber qué hizo en el baño...). La mirada que le echó nuestra amiga rusa a la compañera incapaz de leer su nombre fue más amenazante que la de Clint Eastwood en "El sargento de hierro". Me solidarizo totalmente con Irina Saviskaya ó Elena Volkova... ya nunca lo sabré gracias a su "simpática" compañera.

Todos ya tienen su diploma y sus cabezas ya sólo piensan en el ciego que se van a pillar esa noche, pero aún falta el discurso de clausura. En este caso, le toca hablar a una mujer cuyo cargo ahora no recuerdo... vaya papeleta intervenir ahora. Más de la mitad de los alumnos, no paran de hablar en un tono cada vez más elevado, incluso las gradas dan la espalda a la pobre ponente. La gente se empieza a ir del polideportivo, los bebés lloran, sigue lloviendo fuera... las chicas que tengo a mi lado, no paran de "fichar" a los tíos buenos de la promoción. Creo que deberían eliminar los discursos de clausura en este tipo de actos.

Mi sensación tras el acto fue un poco agridulce; dulce, porque se licenciaba mi hermano... agria, porque me doy cuenta que la gente ya no tiene educación ni respeto por casi nada. Será que se me ha olvidado cómo actuaba yo cuando tenía 10 años menos, o será que me hago viejo... o, ¿estoy madurando?

No estoy seguro, pero en esta licenciatura, aparte de quedarme claro que seguimos con una importante crisis económica (la palabra crisis se repitió más de 20 veces entre todos los discursos), me quedé un pelín preocupado por otro tipo de crisis... ¿de valores quizás? Por cierto, ¿triunfaría el pretendiente de la chica acordeón? Lo dudo.

29 comentarios:

  1. Bufff hablar de educación Fer requiere una cena larga con sobremeeeesa (acabaría como en el último post de "fotos de un nadalista").

    Se han perdido muchas cosas con respecto a nuestra época, pero una de las peores es la falta de "saber estar".

    Saludos majo!!!

    PD: te gustó la de la acordeón eh???? jeje

    ResponderEliminar
  2. Había una pelirroja que ya le gustaría a la del acordeón... jejeje

    Buenas noches.

    ResponderEliminar
  3. Me titulo de mi licenciatura este verano y me toca dar el "discurso de despedida" ... y de verdad espero, de todo corazón, que no se me demuestre tal falta de respeto porque:

    a)me eligieron mis compañeros y,

    b)la mirada de la "chica rusa" quedaría corta con la mía.

    Y solo para aclarar algo respecto al comentario de Patgor:

    Yo nunca he perdido nada, porque simplemente a mi no se me dio a guardar.

    ;)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. ERa en la privada?? Joer, sí hay que son supuestamente más educados pasa eso... Tío, ME ACABAS DE DEPRIMIR.

    ResponderEliminar
  5. Te pediría que quitaras lo de verificaíon de palabra. No sirve para nada y es un coñazo para los sufridos comentaristas.

    ResponderEliminar
  6. Qué pena Lizbeth que no pudieran educarte ;)

    Suerte en tu charla y disfruta el día

    ResponderEliminar
  7. Menudo susto, Lizbeth... por un momento pensé que eras la chica acordeón que, tras descubrir este blog, escribía para echarme la bronca... uffff qué alivio jejeje

    Suerte con el discurso!

    ResponderEliminar
  8. ERa en la pública, pero no creo que haya mucha diferencia...

    Acabo de quitar la verificación de palabra. Espero con esta acción, contentar a mis insignes comentaristas.

    NOTA: y yo que pensaba que no tenía puesta la verificación... y cada vez que comentaba otro blog pensaba: joder qué coñazo!!! no saben quitarlo, o qué? Ya ves, iluso de mí.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Por cierto, náugrafo... ¿qué pasa con el picantismo? No puedo leerlo.

    ResponderEliminar
  10. Jajjaja, muy bueno lo de la palabra.... El picantismo lo puedes leer en 'Este no es el blog de Ferran Adria'. Me lié y lo subí en el otro, luego lo borré y taltal. saludos messiánicos

    ResponderEliminar
  11. Y bueno, puede sonar politicamente incorrecto, pero el pijerio de la UN está mejor educado que el personal de la UPNA, más procedente del pueblismo navarro que no se ha caracterizado históricamente por sus refinados modales.

    ResponderEliminar
  12. Uff, qué gusto sin la verificación. Asi puede comentar uno ad infinitum.

    ResponderEliminar
  13. He atendido muchos actos de licenciatura y tu descripción esta muy a punto similar a los actos en las universidades en América. Con razón los llamas “pseudos-americano.” Además en este país (EEUU) por los nombres que se puede oír te parecería que es ONU: nombres de todos los países del mundo, desde los países de Latino América hasta Rusia, China, Europa, Medio Oriente, etc. Para mi lo más difíciles pronunciar son nombres de China, obviamente no tengo problemas con nombres Rusos :).

    Me alegro que estoy mirando a las chicas jóvenes con la misma lujuria que el hombre mucho más joven que yo jejeje.

    ¡Feliz cumpleaños!, Fernando.

    ResponderEliminar
  14. Lo siento, debía decir “he asistido”

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. Cuando he entrado en mi blog y he visto que en este post había 10 comentarios más, he pensado lo siguiente:

    Ayer Messi en la celebración de uno de sus 4 goles, levantó su camiseta blaugrana para mostrar el siguiente texto en su camiseta interior: "lee www.diarionadalista.blogspot.com"

    jajaja

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Náugrafo;

    No sé qué es más políticamente incorrecto: que Patgor sea un bujarrón, que tú uses el término "sudaquilla" de una forma cariñosa o lo que has dicho sobre la universidad pública jajajaja

    ;)

    ResponderEliminar
  19. Dmitry, en este contexto no se suele usar el término lujuria, suena un poco mal... a pecado capital jejeje

    Queda mejor decir: me consuela saber que no soy el único que se fija en tías buenas más jóvenes que yo jejeje

    ;)

    ResponderEliminar
  20. Nada más lejos de la realidad. ¿Qué son los valores hoy en día? El problema, creo yo, es que las cosas ya no son lo que tienen que ser. El poeta Martín Descalzo lo expresaba muy bien en su poema "Las cosas".

    Debo esperar a junio para terminar mi licenciatura. Además, ni tengo orla ni asistí a ningún acto de celebración. Pequeña suerte de rebeldía. Sospecho que llegará el día de junio en que presente, al fin, mi proyecto final de carrera. Arrastraré mis pasos a casa y no permitiré que nada ni nadie me recuerde que terminé, después de tantos años.

    Decía un excepcional profesor: "Qué universitarios tan lineales..." Luego pensé que sí, que yo también he sido (o soy) lineal. Aún no acierto a ver qué quería decir.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Muy buen post Fernando! Miedito da como está la sociedad de hoy en día y los jóvenes. Lo siento pero es verdad. Sin eduación no se va a ningún lado, y hoy en día yo la sigo valorando y creo que mucha gente lo valora un montón.

    FELICIDADES por cumple! Te llamé comunicabas y cmo era tarde me imaginé que andarías hasta el gorro de hablar por teléfono....

    ResponderEliminar
  22. Jorg,

    Yo también reconozco que fui un estudiante lineal, un poco de la escuela "se dejaba llevar..." jejeje

    Saludos y bienvenido por estos lares.

    PD: veo en tu perfil que también eres navarro, se está formando una pequeña comunidad bloguera navarra... náugrafo, contenedor amarillo, patatica, si dibujo barcos no me hundo... ummmm, buen título este último, me pasaré a leerte.

    ResponderEliminar
  23. Eyyy Teresa!!!

    Qué ilusión verte por aquí. Ya vi tu llamada y tu mensaje... muchas gracias!!!

    Pues ya ves que me quedé un poco plofff con esa licenciatura... igual en nuestra época éramos iguales y no nos acordamos??? O lo vemos desde otro punto de vista??? Nos hacemos mayores...

    ResponderEliminar
  24. Fernando,
    Lo siento por cometer pecado capital. Y gracias por enseñarme como expresarse mejor en otras palabras.

    ResponderEliminar